Hoja Informativa: La campaña de máxima presión sobre Irán sigue avanzando

DEPARTAMENTO DE ESTADO DE LOS ESTADOS UNIDOS

Oficina de la Portavoz

Para su difusión inmediata

HOJA INFORMATIVA

22 de abril de 2019

La campaña de máxima presión sobre Irán sigue avanzando.

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

Los Estados Unidos no otorgarán ninguna Excepción de Reducción Significativa a los importadores actuales de petróleo iraní. Máxima presión significa máxima presión.

  • El Secretario Pompeo anunció su decisión de no otorgar ninguna Excepción de Reducción Significativa a los importadores actuales de petróleo iraní.
  • Como ha dicho el Secretario, máxima presión significa máxima presión. Estamos cumpliendo nuestra promesa de reducir las exportaciones de petróleo de Irán a cero y negarle al régimen los ingresos que necesita para financiar el terrorismo y las guerras violentas en el exterior.
  • Concentrarse en las exportaciones de petróleo de Irán es fundamental porque históricamente han sido la fuente de ingresos más importante del régimen, el cual los utiliza para apoyar a sus aliados terroristas, financiar su desarrollo de misiles e involucrarse en otros comportamientos desestabilizadores.
  • Las entidades que participen en actividades sancionables que involucren a Irán se arriesgan a sufrir severas consecuencias. Estas consecuencias podrían incluir perder acceso al sistema financiero de EE.UU. y la capacidad de hacer negocios con los Estados Unidos o compañías estadounidenses.
  • Los Estados Unidos continuarán aplicando máxima presión sobre el régimen iraní hasta que sus líderes cambien su comportamiento destructivo, respeten los derechos de su pueblo y regresen a la mesa de negociaciones.

El Gobierno de Trump ha impuesto, como nunca antes, las más fuertes sanciones contra el régimen iraní. Nuestra presión está dando resultados.

  • El anuncio de hoy se apoya en nuestros éxitos históricos ya alcanzados.
  • Las exportaciones de petróleo de Irán han disminuido rápidamente debido a nuestra presión. Desde que el presidente Trump anunció en mayo de 2018 que dejaría de participar en el acuerdo nuclear, más de 1,5 millones de barriles de petróleo iraní han sido retirados del mercado, con lo cual se redujeron los ingresos del régimen en miles de millones de dólares.
  • En general, estimamos que nuestras sanciones le han negado al régimen el acceso directo a más de US$ 10 mil millones de dólares desde mayo. Eso significa una pérdida de por lo menos US$ 30 millones diarios, y esto es solamente con respecto al petróleo.
  • En marzo, el líder de Hizbollah, Hassan Nasrallah, por primera vez hizo públicamente un pedido de donaciones. Ha sido forzado a tomar medidas de austeridad sin precedentes debido a que el dinero de Irán ya no fluye como antes gracias a la presión también sin precedentes.
  • Los representantes iraníes en Siria y otros países también están experimentando la falta de financiamiento proveniente de Irán. Los combatientes no están recibiendo paga y los servicios de los que antes dependían ya no los reciben.

Los mercados de petróleo están bien abastecidos.

  • Los mercados de petróleo están bien abastecidos y los niveles de inventario de petróleo están estacionalmente sólidos.
  • Tenemos compromisos de países productores de petróleo, incluidos el Reino de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, de aumentar la producción de petróleo para compensar las reducciones del petróleo iraní.
  • El aumento de la producción de petróleo de países que no son miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los niveles suficientes de petróleo en inventario, muestran que el ajuste para reemplazar las exportaciones de petróleo iraní está siendo exitoso.
  • Los Estados Unidos y los productores que no son miembros de la OPEP ya han aumentado la producción y han reemplazado las exportaciones iraníes, mientras que otros productores principales han indicado a los mercados su deseo y capacidad de aumentar la producción para compensar mayores reducciones iraníes.
  • La producción de los países que no son miembros de la OPEP, liderados por los Estados Unidos, se pronostica que aumentará en 2,2 millones de barriles diarios en 2019 y 2020, según la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Energía de los EE.UU
  • El inventario de petróleo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD, por sus siglas en inglés), incluido el inventario de EE.UU., está por encima del promedio de 5 años, según la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés).

Los Estados Unidos están aumentando la producción y las exportaciones petroleras.

    • La EIA informó que la producción petrolera y de otros líquidos de Estados Unidos fue de un promedio de 17 millones de barriles diarios durante el primer trimestre de 2019, lo que convierte a Estados Unidos en el mayor productor de petróleo y líquidos de gas natural, responsable de más del 19 por ciento de la producción mundial.
    • La producción de petróleo crudo de EE.UU. se calcula que alcanzó 12 millones de barriles diarios en marzo, un aumento de 1,6 millones de barriles diarios comparado con un año atrás.
    • La EIA pronostica que la producción de petróleo crudo de EE.UU. aumentará en 1,4 millones de barriles diarios dentro del próximo año.
    • Las exportaciones de petróleo crudo de EE.UU. en enero de 2019 alcanzaron 2.575 millones de barriles diarios, un aumento de 1,2 millones diarios o 90 por ciento comparado con el año pasado, según la EIA. Las exportaciones de EE.UU. ayudan a que los mercados funcionen con eficiencia.
    • La IEA proyecta que las exportaciones de EE.UU. aumentarán significativamente hasta el año 2021, y los Estados Unidos se convertirán en el segundo exportador más importante de petróleo y derivados con aproximadamente 9 millones de barriles diarios, más que Rusia y casi igual que Arabia Saudita.
    • Los Estados Unidos mantienen consultas constantes con los principales productores de petróleo, así como con las organizaciones de consumidores de petróleo como la Agencia Internacional de la Energía, la cual trabaja para asegurar que el mercado petrolero esté bien abastecido.