Liderazgo de EE.UU. en materia de asistencia humanitaria en respuesta a la COVID-19

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

Departamento de Estado de los Estados Unidos
Declaración de prensa
Secretario de Estado, Michael R. Pompeo
19 de junio de 2020

Estados Unidos ha sido, y sigue siendo, el líder indiscutido en asistencia exterior a nivel global, y nuestra función de liderazgo en la respuesta a la pandemia de COVID-19 es congruente con esos antecedentes de generosidad. En el día de hoy, brindamos nueva asistencia humanitaria por cerca de US$ 93 millones, orientados a reforzar nuestros esfuerzos de respuesta continuos, con el objetivo de ayudar a los sectores más vulnerables del mundo a superar la devastación causada por este virus letal. Estos nuevos fondos ayudarán a personas de todo el mundo, lo que incluye Asia, África y América Latina.

De los US$ 93 millones que se anunciaron hoy, más de US$ 75 millones correspondientes a la cuenta de Asistencia ante Desastres Internacionales (International Disaster Assistance, IDA) se aplicarán a financiar acciones de emergencia vinculadas con salud, agua, saneamiento e higiene; programas de logística y protección, y asistencia alimentaria para abordar los impactos secundarios de la pandemia. Asimismo, casi US$ 18 millones de la cuenta de Asistencia para las Migraciones y los Refugiados (Migration and Refugee Assistance, MRA) se destinarán a que las organizaciones internacionales y no gubernamentales con las que trabajamos puedan reforzar su capacidad de suministrar agua, saneamiento e insumos de higiene; apoyo a los medios de subsistencia; servicios psicosociales, seguridad alimentaria y acceso a servicios e información de salud para refugiados, migrantes vulnerables y comunidades receptoras, al tiempo que se protege la salud de los actores humanitarios que atienden a estas poblaciones.

Esta nueva asistencia forma parte de los más de US$ 12.000 millones que asignaron organismos y departamentos de todas las áreas del gobierno de Estados Unidos para el favorecimiento de la respuesta global, incluido el desarrollo de vacunas y tratamientos terapéuticos, los esfuerzos de preparación y asistencia humanitaria. Con el anuncio de hoy, los fondos del Departamento de Estado y de USAID destinados hasta la fecha a la asistencia sanitaria, humanitaria y económica tan solo en respuesta a la COVID-19 ascienden a más de US$ 1.300 millones. Gran parte de estos fondos ya se han suministrado, y han posibilitado la implementación de programas que salvan vidas y mitigan las consecuencias secundarias de la pandemia en todo el mundo. La generosidad del pueblo estadounidense se mantiene igualada, y los fondos de los contribuyentes los estadounidenses están teniendo un marcado efecto positivo en la coyuntura de la pandemia.