Presidente Biden anuncia acciones para continuar haciendo responsable a Rusia

La Casa Blanca
Washington D. C.
11 de marzo de 2022

Salón Roosevelt
10:31 horas, hora de Washington D. C.

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

EL PRESIDENTE: Buenos días. Disculpen que les haya hecho esperar. Acabo de hablar durante un rato con el presidente Zelenski de Ucrania.

Le dije, como lo he hecho cada vez que hemos hablado, que Estados Unidos está con el pueblo de Ucrania y su valor… mientras luchan valientemente para defender su país.  Y eso están haciendo.

Y mientras Putin continúa su despiadado ataque, Estados Unidos y nuestros aliados y socios siguen trabajando al unísono para aumentar la presión económica sobre Putin y para aislar aún más a Rusia en la escena mundial.

Hoy mismo, junto con otros aliados de la OTAN y el G7, a saber: Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unido, así como la Unión Europea, vamos a anunciar conjuntamente varias nuevas medidas para apretarle el cinturón a Putin y hacerle rendir más, incluso más cuentas por su agresión contra Ucrania.

Y hoy deseo hablar de algunos de estos puntos.

En primer lugar, cada uno de nuestros países va a tomar medidas para denegar a Rusia el estatus de nación más favorecida. La designación del estatus de nación más favorecida significa que dos países han acordado comerciar entre sí en las mejores condiciones posibles: aranceles bajos, pocas barreras al comercio y las mayores importaciones permitidas.

En Estados Unidos lo llamamos “relaciones comerciales normales permanentes” (PNTR), pero es lo mismo. Revocar las PNTR para Rusia va a dificultar que este país haga negocios con Estados Unidos. Y hacerlo al unísono con otras naciones que constituyen la mitad de la economía mundial será otro golpe demoledor para la economía rusa, que ya está sufriendo mucho por nuestras sanciones.

Y quiero agradecer a la presidenta de la Cámara de Representantes Pelosi, al líder McCarthy, a los líderes Schumer y McConnell, y a los senadores Wyden y Crapo, a los representantes Neal y Brady por su liderazgo bipartidista para esto en el Congreso.

Me gustaría dar las gracias especialmente a la presidenta de la Cámara de Representantes Pelosi, que ha sido una firme defensora de la revocación del PNTR y que accedió a aplazarlo en la Cámara hasta que pudiera alinear a todos nuestros aliados clave para mantenernos totalmente unidos. La unidad entre nuestros aliados es de vital importancia, como todos ustedes saben, al menos desde mi punto de vista.

Muchas cuestiones nos dividen en Washington, pero defender la democracia en Ucrania, empujar [castigar] la agresión de Rusia no debería ser una de esas cuestiones.

El mundo libre se está uniendo para enfrentarse a Putin. Nuestros dos partidos aquí en el país están liderando el rumbo. Y con esa cooperación bipartidista, estoy deseando firmar el proyecto de ley que revoca el PNTR, que es, de nuevo, lo que la mayoría de la gente califica de estatus de “nación más favorecida”.

También vamos a dar un paso más para prohibir las importaciones de productos de varios sectores emblemáticos de la economía rusa, como los mariscos, el vodka y los diamantes.

Y vamos a seguir apretando el cinturón a Putin. El G7 tratará de negar a Rusia la posibilidad de obtener préstamos de las principales instituciones multinacionales, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Putin es un agresor, es el agresor. Y Putin debe pagar el precio.

No puede llevar a cabo una guerra que amenaza los propios cimientos, lo que está haciendo, de la paz y la estabilidad internacionales y luego pedir ayuda financiera a la comunidad internacional.

El G7 también está aumentando la presión sobre los multimillonarios rusos corruptos. Estamos añadiendo nuevos nombres a la lista de oligarcas y sus familias que tenemos como objetivo. Y estamos incrementando la coordinación entre los países del G7 para perseguir y capturar sus ganancias mal habidas.

Apoyan a Putin. Roban al pueblo ruso. Y buscan esconder su dinero en nuestros países. Son parte de esa cleptocracia que existe en Moscú. Y deben compartir las dificultades de estas sanciones.

Y mientras vamos tras estos… sus superyates y sus casas de vacaciones que valen cientos de milli… millones de dólares, también vamos a hacer más difícil que compren productos de alta gama fabricados en nuestro país. Vamos a prohibir la exportación de productos de lujo a Rusia. También son las últimas medidas que estamos tomando, pero no son las últimas que vamos a tomar.

Y como dije al principio de todas estas medidas, vamos a golpear a Putin con más fuerza porque Estados Unidos y nuestros aliados y socios más cercanos están actuando al unísono.

La totalidad de nuestras sanciones y controles de exportación está aplastando la economía rusa.

El rublo ha perdido más de la mitad de su valor. Me dicen que hoy en día se necesitan unos 200 rublos para igualar un dólar. La bolsa de Moscú ha estado cerrada por completo, durante dos semanas, porque saben que en el momento en que se abra, probablemente colapsará.

Las agencias de calificación crediticia han rebajado la calificación del gobierno de Rusia a la categoría de “basura”, su economía a la categoría de “basura”.

La lista de empresas y corporaciones internacionales que abandonan Rusia crece día a día.

También continuamos la estrecha corporación [cooperación] con los aliados y socios para asegurarnos de que el pueblo ucraniano sea capaz de defender su propio país.

Estados Unidos ha enviado más de 1.000 millones de dólares a Ucrania en ayuda para la seguridad durante el último año, incluyendo capacidades antiblindaje y antiaéreas, sacando tanques y aviones y helicópteros, con nuevos envíos que llegan cada día.

Nosotros, los Estados Unidos, también estamos facilitando envíos significativos de asistencia de seguridad de nuestros aliados y socios a Ucrania.

En el aspecto humanitario, trabajamos estrechamente con las Naciones Unidas y las organizaciones humanitarias para apoyar a la población de Ucrania que ha sido desplazada por la violencia en Ucrania.

Estamos proporcionando… estamos proporcionando decenas de miles de toneladas de suministros humanos… disculpen, suministros humanitarios… alimentos, agua, medicinas… que llegan por camión y tren todos los días.

Ayer, en Polonia, la vicepresidenta Harris — Harris anunció 53 millones de dólares adicionales en ayuda humanitaria a Ucrania. Esto eleva el total de la ayuda humanitaria a 107 millones de dólares en sólo dos semanas.

Nos hemos unido a este esfuerzo con más… con más de 30 países que están proporcionando cientos de millones más.

Y anoche, para su gran mérito, el Congreso aprobó un proyecto bipartidista de ley de gastos que incluye 13.600 millones de dólares adicionales en nueva ayuda al pueblo ucraniano. Y estoy deseando firmarlo inmediatamente.

Pero también quiero ser claro: Nos aseguraremos de que Ucrania tenga armas para defenderse de una fuerza rusa invasora. Enviaremos, enviaremos dinero, alimentos y ayuda para salvar al pueblo ucraniano. Y acogeré a los refugiados ucranianos. Debemos recibirlos aquí con los brazos abiertos si necesitan acceso.

Y vamos a proporcionar más apoyo a Ucrania. Vamos a seguir manteniéndonos unidos a nuestros aliados en Europa y enviando un mensaje inequívoco: Defenderemos cada pulgada del territorio de la OTAN con todo el poder de una OTAN unida y galvanizada.

No libraremos una guerra contra Rusia en Ucrania. La confrontación directa entre la OTAN y Rusia sería la Tercera Guerra Mundial, algo que debemos tratar de evitar.

Sin embargo, ya sabemos que la guerra de Putin contra Ucrania nunca será una victoria.

Esperaba dominar Ucrania sin que luchara. Fracasó.

Esperaba fracturar la determinación europea. Fracasó.

Esperaba debilitar la alianza transatlántica. Fracasó.

Esperaba dividir la democracia estadounidense en lo que se refiere a nuestras posiciones. Fracasó.

El pueblo estadounidense está unido. El mundo está unido. Y permanecemos junto al pueblo de Ucrania. No dejaremos que autócratas y aspirantes a emperadores dicten la dirección del mundo.

Las democracias están presentándose a la altura del momento, animando al mundo a que permanezca del lado de la paz y del lado de la seguridad.

Estamos mostrando nuestra fuerza y no dudaremos.

Que Dios les bendiga a todos, que Dios bendiga a Ucrania, y que Dios bendiga a nuestras tropas.

P: Presidente Biden, la Casa Blanca ha dicho que Rusia podría utilizar armas químicas o crear una operación de bandera falsa para utilizarlas. ¿Qué evidencia ha visto usted que muestre esto? Y, ¿cuál sería la respuesta militar de Estados Unidos si Putin lanzara un ataque con armas químicas?

EL PRESIDENTE: No voy a hablar sobre asuntos de inteligencia, pero Rusia pagará un alto precio si utiliza armas químicas.

10:40 horas, hora de Washington D. C.