Restricciones de visado en respuesta a acciones antidemocráticas en Guatemala

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

Departamento de Estado de EE. UU.
Oficina del Portavoz
Para difusión inmediata
Declaración de Matthew Miller, portavoz
11 de diciembre de 2023

Estados Unidos apoya a quienes procuran salvaguardar la democracia y el Estado de derecho en Guatemala y asegurar que se respete la voluntad del pueblo guatemalteco. Conforme al artículo 212(a)(3)(C) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (Immigration and Nationality Act), estamos tomando medidas para imponer restricciones de visado a casi 300 ciudadanos guatemaltecos, incluidos más de 100 miembros del Congreso de Guatemala, así como representantes del sector privado y sus familiares por socavar la democracia y el Estado de derecho. Estados Unidos continuará adoptando medidas para imponer tales restricciones a cualquier persona que socave la democracia de Guatemala.

Estados Unidos condena vehementemente las acciones antidemocráticas en curso del Ministerio Público guatemalteco y otros actores maliciosos que atentan contra el Estado de derecho de Guatemala. Más recientemente, el anuncio del Ministerio Público sobre órdenes de arresto contra trabajadores electorales y representantes de partidos, su solicitud de eliminar la inmunidad del presidente electo Arévalo y sus intentos de anular los resultados electorales constituyen evidencias de su clara intención de deslegitimar las elecciones libres y justas de Guatemala e impedir la transición pacífica del poder. Tales acciones son claramente incompatibles con la Carta Democrática Interamericana.

Estas medidas temerarias se suman a una lista extensa de otras acciones antidemocráticas, como despojar de inmunidad a magistrados electorales, ataques políticos contra miembros de la oposición, intimidación de manifestantes pacíficos, redadas en almacenes que albergan los registros de resultados electorales y la apertura de urnas.

Las medidas dispuestas hoy refuerzan acciones anteriormente realizadas por el Gobierno de Estados Unidos para promover la rendición de cuentas de los actores corruptos y antidemocráticos en Guatemala, así como para apoyar la voluntad del pueblo guatemalteco. El pueblo guatemalteco se ha expresado. Sus voces deben ser respetadas.