Violencia en Nicaragua

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

Estados Unidos condena los ataques continuos de los “parapolicías” de Daniel Ortega contra estudiantes universitarios, periodistas y sacerdotes en todo el país, además de la detención arbitraria de los líderes de la Alianza Cívica. Cada víctima adicional de esta campaña de violencia e intimidación socava la legitimidad de Ortega. Hacemos un llamado a Ortega para que cese la represión del pueblo de Nicaragua inmediatamente.

El gobierno de Nicaragua debe escuchar el llamado del pueblo nicaragüense para efectuar reformas democráticas inmediatamente. Unas elecciones tempranas, libres, justas y transparentes son el mejor camino de regreso a la democracia y el respeto de los derechos humanos en Nicaragua.

Como parte de nuestra respuesta a los flagrantes abusos de derechos humanos cometidos por el gobierno de Nicaragua, el Departamento de Estado ha impuesto restricciones adicionales de visas a EE. UU. a individuos responsables de los abusos de derechos humanos o del socavamiento de la democracia en Nicaragua, así como a sus familiares. Estados Unidos continuará exponiendo a los responsables de la campaña de violencia y represión del gobierno de Ortega y haciendo que enfrenten la justicia.